Literatura

Entrevista a Jordi Sierra i Fabra

PDFImprimirE-mail
Escrito por Albie
Jul282011

En esta entrevista que enviamos a Jordi Sierra i Fabra, decidimos preguntarle acerca de algunas cosas que pensamos que quizá podríais preguntaros acerca de este emblemático autor. Pienso que todos, en algún momento, hemos leído algo de Jordi. Al principio, cuando yo no miraba ni lo que leía, casi todos los libros que sacaba de la biblioteca eran suyos: ¡y yo sin saberlo!

Es uno de esos autores; de esas personas, a las que vale la pena conocer un poquito más. Porque pueden aportarnos cosas interesantes y relatarnos historias increíbles. Respeto mucho a Jordi y él es para mí un ejemplo a seguir.

Espero que disfrutéis de la entrevista tanto como yo disfruté escribiéndola.

-¿Cómo fueron tus inicios?

Empecé a escribir a los 8 años a raíz de un accidente en el que casi pierdo un brazo y la nariz. Hubiera sido escritor igual, pero en el hospital, vendado, empecé a escribir y descubrí que haciéndolo no tartamudeaba, porque yo era un tartaja perdido. Luego a los 12 ya me lo plantee en serio, no era un juego, hice un libro gordo, de 500 páginas, para probarme, y desde entonces no he parado.

-¿En qué te inspiras para crear tus libros?

Saco ideas de la vida, de mis viajes, de hablar con la gente, de lo que se me pasa por la cabeza y de leer los periódicos. Todo es energía. Yo la interpreto.

-¿Qué es lo que más valoras cuando lees un libro?

A parte de que me entretenga o me aporte algo, que me sorprenda, que diga “eso me gustaría haberlo escrito yo”. Me cuesta mucho encontrar algo que me guste, siempre adivino el final en los policíacos

-¿Y cuando lo escribes?

Cuando escribo sólo intento ser sincero, comunicarle la pasión con la que escribo al lector, ser honesto, no dogmatizar ni tratar de demostrar nada. Sólo soy un instrumento al servicio de una historia.

-Intenta definirte en una sola palabra.

Voluntad.

-¿Cuál es tu mayor defecto a la hora de escribir?

Cuando empiezo no puedo parar, es un vértigo, pero no lo considero un defecto, al contrario: eso hace que mis libros gusten y la gente no pueda parar de leerlos. La gente lo lee igual que tú lo has escrito.

-¿Y tu mayor virtud?

No sé. ¿Qué es una virtud? Para mí la rapidez es una virtud y para otros no. Depende del punto de vista. Soy minucioso, exageradamente preciso, vital...

-¿Cuál es la novela que te ha costado más trabajo escribir?

He escrito más de 400 libros y todos son mis hijos. Nunca he sentido que una novela “me costara” mucho, aun siendo larga, o complicada, o teniendo que ir a la Conchinchina a investigar. Es un placer, y los placeres no cuestan.

-¿Y la que menos?

He hecho libros infantiles en un sólo día, pero eso no es “costar menos”, es sencillez, es profesionalidad...

-¿Cómo te sientes cuando alguno de tus lectores te hace un regalo que tenga algo que ver con tus historias?

De entrada, que alguien lea un libro mío, ya lo considero un regalo. Si encima le gusta, más. Pero cuando una fan me viene a ver, me sonríe o me abraza llorando, me escriben... lo que sea, ya me siento el tío más afortunado. He vendido 10 millones de libros, lo que equivale a tener 10 millones de amigos. Cada año hay chicas nuevas de 15 años que me adoptan como autor.

-¿Te gustaría contarnos alguna anécdota curiosa que hayas vivido en alguno de tus viajes?

He recorrido medio mundo, he estado a punto de morir seis veces (aviones, atentados terroristas, paramilitares, terremotos...), y anécdotas las he tenido a cientos, pero más en mi época rockera, cuando era comentarista musical y dirigía revistas. Desde confundirme cien fans con un cantante guaperas y casi aplastarme hasta muchas más. No caben aquí.

-Hay muchísimos colegios e institutos que hacen exámenes de lectura, y en algún curso en concreto hay siempre un libro tuyo, ¿cómo te sientes al respecto?

A mí me hacían leer a Cervantes y lo odiaba. Ahora hacen leer mis libros, y supongo que habrá quien me odie... de entrada. Confío luego en que el libro les guste y cambien. Y por lo general gustan. La diferencia con Cervantes es que yo estoy vivo, pueden conocerme, hablar conmigo, y hago novelas de temas actuales, que suelen interesar y entretener.

-¿Qué es lo que más te conmueve?

Todo me conmueve, por eso tengo una Fundación para ayudar a niños a leer y escribir.

-¿Nos cuentas como fueron los inicios de la Fundación Jordi Sierra i Fabra?

Lo pasé muy mal de niño, nadie creía en mí, mi padre no quería que fuese escritor, en el cole me suspendían por tener fantasía, era tartamudo... Sé lo duro que es tener 15 años y que nadie crea en ti. Por eso siempre quise tener una herramienta para decir a los que tienen sueños: “Eh, yo creo en ti”. Fue un sueño perseguido durante más de 20 años, hasta que en 2004 pude ponerla en marcha, una aquí en España y otra en Colombia.

-¿Por qué les recomendarías a nuestros lectores participar en el concurso para menores de 18 años Jordi Sierra i Fabra?

Porque les obliga a ponerse a escribir en serio, porque es para ellos, porque ganen o pierdan, cuando se dan cuenta de que han acabado un libro... ven la importancia de escribir y se sienten orgullosos de sí mismos, y también porque es el único del mundo que va en serio, que tiene solidez y prestigio, que no es de relatos cortos o de colegios, que da 3000 euros al que gana, que se le publica el libro a cargo de SM y que, encima, el premio se da en una gran fiesta en Madrid. De los seis años, en tres la entrega la ha hecho el príncipe Felipe o su esposa Letizia. Es un premio literario “profesional” para gente que aún no lo es.

-¿Qué le aconsejarías a aquella persona que soñase con escribir?

Que escriba pasando de todo, sin pensar en la fama o en el dinero, el éxito o lo que sea. Escribir y formarse. Yo nunca di a leer nada a nadie, y hoy por desgracia todo el mundo lo cuelga todo en Internet, lo da a leer al amigo, la mamá, el novio... Qué tontería. ¿Qué espera, un halago, que le digan que será escritor? Eso no lo puede decir nadie. Escribir el algo personal. Un día, con 20, 25, 30 años, puede que antes, o incluso después, te das cuenta de que por fin has hecho algo publicable. Ahí empieza de verdad todo. Antes no es más que una larga preparación.

-¿Piensas que los sueños se hacen realidad?, ¿por qué?

Mi lema es “Todo es posible (si tu lo quieres)”. Yo lo tuve todo en contra y hasta hoy he cumplido todos mis sueños, al menos los que estaba en mi mano conseguir, porque los que dependen de otras personas es otra historia. No es que se hagan realidad, es que has de ir a por ellos. Hay gente que no tiene sueños. Allá ellos. Los que los tenemos no podemos hacer sino trabajar para conseguirlos. A veces un sueño es un don, otras una carga. Depende siempre de ti, de nadie más. Ganes o pierdas es tu culpa. Pero si lo intentas al menos sabrás que has ido a por ello.

Creo que estas últimas son unas palabras muy ciertas y que muchos deberían poner en práctica. Todos tenemos dones y conocimientos que ampliar; y el mundo es un buen lugar para aprender. El tiempo y las adversidades siempre estarán ahí; sin embargo, el paso de los días no irá convenciendo de que nuestros más profundos anhelos y sueños se van cumpliendo grancias al esfuerzo que hacemos cada días. Somos un grano de arena en un desierto, ¿pero quién sabe qué sitios recorrerá este granito de arena?

Última actualización el Jul292011
   

Pág. 8 de 8

Videos destacados

         

© Copyright 2011. Enredamos


Enredamos es una publicación realizada por Adriana Tejada, Alba Madero, Jorge Herreria, Enrique García, Ángel Narváez y Julio del Junco.

El diseño de la plataforma está realizado por Animationbull.

Puedes contactar con nosotros en info@enredamos.es

 
 
JULIO DEL JUNCO